RSS

Actualizaciones Twitter

No public Twitter messages. Twitter
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube

EN COBRANZA DE CUENTAS MOROSAS, DESCONFÍA DEL SÍ.

Gueco cobranzaSi su cliente moroso dice «No te puedo pagar», esa es una respuesta NO necesariamente negativa, La respuesta le debe dar un punto de referencia para prender los focos rojos y decidir al respecto.

Esa postura debe hacerlo a Usted trabajar y enviar sus mejores cartas para buscar rescatar la situación, pero hasta un término razonable de tiempo, pasado el cuál debe usted buscar ayuda de profesionales.

¿Pero qué pasa cuando la respuesta es «SI, TE PAGO EL VIERNES», o «SI, TE PAGO EL PRÓXIMO LUNES», Lo más probable es que su ejecutivo de créditos se relaje, espere el día prometido sin hace absolutamente nada más… Y usted y yo sabemos lo que pasará dicho dia: Nada absolutamente, las cosas seguirán igual y el pago brillara por su ausencia.

El deudor moroso le paga al cobrador que mas le insiste y si el cobrador deja de insistir ante la mágica propuesta de pago, el deudor descubre que «decir SI» es su mejor manera de escapar de la presión. Lo único que queria al decir «Te pago el LUNES» es ganar un par de días.

A su empresa le cuesta mucho tiempo y dinero buscar, encontrar y contactar a un deudor. No puede desperdiciar tamaño esfuerzo simplemente porque le prometieron un pago.

¿QUÉ HACER ENTONCES?

No hay un método infalible, pero en vez de colgar o dar media vuelta ante la respuesta mágica, haga que sus ejecutivos indaguen en las razones del deudor para prometer el pago.

Por ejemplo:

– ¿Cómo es que está tan seguro que me va a pagar en 48 horas?

– ¿Qué es lo que pasará dentro de 48 hrs. teniendo en cuenta que todo este tiempo no
dijo que no tenia dinero para pagar la cuenta?

– ¿De donde va a sacar dinero, tiene una cuenta por cobrar?, Necesito una respuesta para poder esperarlo y no turnar la cuenta a un externo.

– Si esta tan seguro del pago, mejor déme un cheque postfechado y yo lo deposito el viernes.

Nada garantiza el pago, pero al menos puede estar seguro de que sus ejecutivos de créditos agotarán las posibilidades al máximo y en el intento de este proceso obtendrán información valiosa que será de gran utilidad en caso de que se tome mayores medidas para la recuperación, además de acorralar al deudor y, en muchos casos, conseguir un verdadero pago o una promesa sustentada en algo sólido.

Como siempre a sus órdenes,

Gerencia Comercial.